Todo lo que necesitas saber sobre el líquido refrigerante

 

El líquido refrigerante es imprescindible para nuestro vehículo en dos acciones: por una parte, asegurarse de que el motor se encuentra siempre a la temperatura de funcionamiento ideal. Para ello bombea la bomba de agua mecánica o eléctrica constantemente por el sistema de mangueras y tuberías del motor. Mientras, por otro lado evita que el líquido se solidifique a bajas temperaturas. Asimismo, el líquido refrigerante además de refrigerar contiene aditivos que previenen la corrosión.

Ahora, es importante que estemos atentos a su estado y se realice un correcto mantenimiento. Se recomienda cambiarlo aprovechando las revisiones rutinarias, que generalmente oscilan entre los 40.000 o 60.000km, es decir, cada dos años. Pero siempre dependerá de las indicaciones del fabricante.

Aspectos debemos tener en cuenta al de revisar el líquido refrigerante

  • Puede perder sus propiedades con el paso del tiempo. Esto puede provocar un sobrecalentamiento.
  • Asegurarnos que el nivel sea el adecuado. Un nivel bajo puede indicar fugas.

  • Atentos a la bomba de agua. Es uno de los componentes fundamentales para la refrigeración del motor, y pueden producirse averías por la pérdida de líquido u oxidación.

  • Si te ves obligado a rellenar el depósito, recomendamos no usar líquidos que sean de otro color al que ya usas. Esto evita que detectemos si está sucio.

En todo caso, la recomendación siempre es cambiar todo el depósito de líquido refrigerante, y así asegurarnos de que no hay ningún residuo de líquido antiguo. En este caso, en Talleres Calmayor podemos asegurarnos del cambio adecuado de tu líquido refrigerante.

Leave a Comment